-->

Entra sin llamar

Recuerdos


Hay veces que necesitamos limpiar nuestro interior de cosas desagradables y recuerdos que no nos hacen ningún bien (Recordad la entrada de ‘’En la mochila’’) creo que no es bueno llevar ciertas cargas, tanto tiempo a cuestas…

Pero en otros momentos recordamos actos pasados, personas que ya no están con nosotros por cualquier motivo, situaciones y rostros que de pronto surgen de la memoria para devolvernos una sonrisa; son recuerdos agradables que a veces en una conversación o situación nos asaltan gratamente…
Hace pocos días intentando desprenderme de algunos objetos que no me apetecía tener a la vista y organizando otros  que tenía en una estantería y que amigos, familiares o compañeros de trabajo me trajeron de sus viajes… se me ocurrió comprar  un cofre donde guardar esos otros recuerdos que si son especiales… Cartas de mi adolescencia, postales, fotos, una pajarita de papel, un reloj de mi abuelo, algún dibujo de mi hija en el día de la madre o algún regalo de un amor del pasado… objetos que iré metiendo en bolsitas de tela con fechas y notas escritas.
Y pensé en mi madre… ella tiene Alzheimer y no retiene RECUERDOS; de vez en cuando le asalta alguno e intenta decir algo y se queda a medias, se le escapan; de pronto se queda callada, le preguntas y no sabe qué decir…
Por eso, por si acaso un día se me empiezan a escapar los recuerdos, me gustaría tenerlos encerrados y ordenados en un sitio; y nada mejor que un cofre bonito para recuerdos bonitos. Un cofre que (si tengo la desgracia de heredar la enfermedad) seguramente me olvidaré que existe; y que espero que mi familia pueda abrir de vez en cuando para ayudarme a recordar…

3 comentarios:

  1. Buena idea la del cofre. Mi padre tambien tiene alzheimer, y Dios quiera que no heredemos. Me ha gustado tu lado oscuro.

    ResponderEliminar
  2. los mejores recuerdos que tengo de mi adolescencia los guardo en un arcón, una caja de lata llena de fotos con mis cinco amigas con dedicatorias y un mechón de pelo de cada una de ellas, una carta de amor y un anillo de plastilina del que hoy es mi marido.

    sagitario

    ResponderEliminar
  3. Yo tengun arbun de cromoh de cuando era un zagá con la firma de mih amigoh der colehio y una afoto en lurtima pahina de una niña que me tenía loco y que munsoh año despué fué mi muhé, luego ze fué con mi mehó amigo y me dehó estrozaito. Maloh recuerdoh.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...