-->

Entra sin llamar

Poesía

Que verdad...
La poesía es el sentimiento que le sobra al corazón y te sale por la mano

La poesía no quiere adeptos, quiere amantes.

La poesía se escribe cuando ella quiere.  


Los dioses facilitan el primer verso; los demás, los hace el poeta.

La pintura es poesía muda; la poesía pintura ciega.     Si tú no puedes ser poeta, sé el poema.  Un poeta tiene que estar enamorado hasta el último momento de su vida. 

BENDITO ÁNGEL HUMANO


Cuando ya no te inquiete lo que pase contigo…
Cuando te quede claro que esta vida es un juego…
Cuando a aquel que te agravia no lo veas enemigo…
Cuando ya no le busques distracciones al ego…


Cuando por igual trates al triunfo y la derrota…
y entiendas que las cosas no son lo que aparentan…
Cuando igualmente aprecies la flor que no se nota…
y los bellos jardines que a veces se presentan…

Cuando mires al mundo lleno de compasión
por aquellos hermanos que han elegido el drama…
-pero a la vez comprendas, que al abrirse el telón,
son solamente actores de una infinita trama…-

Cuando ya no te tomes ninguna cosa en serio…
Cuando no te interese ni ser juez…ni ser parte…
Cuando poses tus ojos de lleno en el misterio,
¡y sientas que no hay nada que pueda lastimarte…!

Y ya no te preocupe abandonar tu traje
-con ese desapego del que a nada se aferra…-,
¡celebraré tu vida, compañero de viaje…!,
¡Bendito Ángel Humano caminando la Tierra…!
(Jorge Oyhanarte)



 Llovía tras mi ventana
¡ Ay, de aquellos tristes días
de lluvia tras la ventana
bajo el calor hogareño
del brasero y la mañana.
Cuando a través del visillo
del recuerdo y la esperanza
oyendo correr las gotas
por los cristales, soñaba...
en aquellos otros días
que melancólicos pasan.
Lentamente, entre paseos,
bajo un sol de nostalgia.
Por parques de sombra y sueño
y alamedas de hojarasca
donde vierten mil suspiros
de llanto y misterio el alma.
Aún me veo, hoy en día,
como si el tiempo no andará,
de vez en cuando en silencio,
recorrer como un fantasma
las sendas que antaño hería
con el son de mi pisada.
¡ Ay, si el viento me quisiera
llevar a un mundo de magia
y en lugar de otoño hubiera
una primavera larga,
que no quiero ver mas hojas
desprenderse de las ramas
para ver como en la tierra
las deja olvido enterradas,
que siento como sentía
un no se qué que me embarga...
cuando pienso en estos días
que la pasión aletarga,
entre sombras de caricias
y platónicas miradas.
Y el amor se jura eterno.
Y la espera siempre es larga.
Y un beso, por Dios un beso,
lo era todo y no era nada.
¡ Ay, si mi nombre en el viento
su corazón me grabara,
en el mismo sitio qué
sus promesas escuchara.
Que aunque pasen veinte siglos
y otros veinte más pasaran
hasta el último momento
de mi vida yo la amara.
Aún recuerdo sus perfumes,
sus caricias, sus fragancias.
Aún me viene a la memoria
el brillo de su mirada.
Cuando el tren de mi desdicha
quiso, de mí, alejarla.
¡ Ay, Díos mío, como pude
dejar que se la llevara!
Cada vez que la recuerdo,
se me rompe en llanto el alma.
Mientras,  nostálgicamente,
dejo caer una lágrima.
Desconozco el autor





A fuerza de quererte
me he convertido, Amor,
en alma en pena.
¿Por qué, amada mía,
si mi pasión de ayer está ya muerta
y en tu rostro se anuncian los estragos
de la vejez temida que se acerca,
tu boca es una invitación al beso
como lo fue en lejanas primaveras?
Es que mi desencanto nada puede
contra mi condición de ánima en pena
si a pesar de tus párpados exangües
y las blancuras de tu faz anémica,
aún se tiñen tus labios
con el color sangriento de las fresas.
A fuerza de quererte
me he convertido, Amor, en alma en pena,
y en el candor angélico de tu alma
seré una sombra eterna...
Ramón López Velarde

La Leyenda del Tiempo



El sueño va sobre el tiempo
Flotando como un velero
Nadie puede abrir semillas
En el corazón del sueño

El tiempo va sobre el sueño
Hundido hasta los cabellos
Ayer y mañana comen
Oscuras flores de duelo

Sobre la misma columna
Abrazados sueño y tiempo
Cruza el gemido del niño
La lengua rota del viejo

Y si el sueño finge muros
En la llanura del tiempo
El tiempo le hace creer
Que nace en aquel momento
El sueño va sobre el tiempo
Flotando como un velero
Nadie puede abrir semillas
En el corazón del sueño

El sueño va sobre el tiempo
Flotando como un velero
Nadie puede abrir semillas
En el corazón del sueño
Federico García Lorca



''Sólo entraré allí para salir de nuevo
y volveré a entrar sólo para salir,
porque la oscuridad me da miedo
como a todos los hombres.
Pero ella me dijo:
¡Si yo he dejado allí la luz encendida!

Vladimir Holan




Oscuridad Hermosa

Anoche te he tocado y te he sentido
sin que mi mano huyera más allá de mi mano,
sin que mi cuerpo huyera, ni mi oído:
de un modo casi humano
te he sentido.

Palpitante,
no sé si como sangre

o como nube errante,
por mi casa, en puntillas, oscuridad que sube,
oscuridad que baja, corriste, centelleante.

Corriste por mi casa de madera
sus ventanas abriste
y te sentí latir la noche entera,
hija de los abismos, silenciosa,
guerrera, tan terrible, tan hermosa
que todo cuanto existe,
para mí, sin tu llama, no existiera.

Gonzalo Rojas 

3 comentarios:

  1. Son muy hermosas, me encantan

    ResponderEliminar
  2. Siempre buscare un rincón donde encuentre poesía, este me agrada

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...